TORU IWATANI RECIBE EL PREMIO LEYENDA DE GAMELAB 2015

26 de junio de 2015

TORU IWATANI RECIBE EL PREMIO LEYENDA DE GAMELAB 2015

Toru Iwatani, creador del popular ‘comecocos’, recibe el Premio Leyenda en la segunda jornada de Gamelab

“En 1980 no había ordenadores en las casas y había que acudir a la sala de recreativos a jugar. Era un sitio para que sólo los chicos se divirtieran. Yo quería crear un ámbito mucho más alegre, quería atraer a las chicas”. Así, buscando la forma de que las mujeres accediesen a los videojuegos, encontrando un verbo que explicase el concepto (“comer”) y una forma simpática (la pizza que se había pedido y a la que ya le había cortado un trozo) creó Toru Iwatani su Pac-Man, el popular comecocos, una página esencial e icónica en la historia de los videojuegos. La sencillez de Pac-Man es, para su creador, la clave de su éxito. Según él, todo el mundo entiende las acciones simples del comecocos: comer y escapar de los malos. Una leyenda y un icono de la cultura popular que forman parte del pasado de Iwatani, de su presente y que, probablemente, formarán parte de su futuro, pero que no se han tragado su identidad.

Tras 30 años trabajando en Namco dejó el empleo en la industria para dar clases en la Universidad Politécnica de Tokio: “Me sentía muy atraído por el espíritu juvenil de los estudiantes. Empecé a pensar en enseñarles filosofía del juego, algo en lo que pudiese transmitir algo. Además, allí puedo dedicarme a la investigación y al estudio. Si una empresa de videojuegos no es rentable, no nos dejan gastar dinero en experimentos”. Precisamente en la universidad ha fabricado su última creación, un “gaming suit que incorpora en el cuerpo humano pantalla, controladores y jugador. “No es veloz, y el sensor no funciona bien del todo, pero estamos logrando crear una nueva forma de jugar”.

Defendió el aprendizaje en la calle para observar qué busca la gente en un juego y también desarrollar la capacidad crítica ante un mundo en el que estamos constantemente bañados en información. Y recibió con ilusión el Premio Leyenda de Gamelab, otorgado a aquellos que, como Toru Iwatami, ya forman parte de la historia.

Volver a noticias